El fiscal Schaefer cuestionó a Soto Dávila: “Se trabaja de manera complicada”

Dijo que “llama mucho la atención” las “rápidas” excarcelaciones de miembros de organizaciones criminales por parte del Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes.

0
153

El fiscal federal Carlos Schaefer dijo que trabaja de “manera complicada” con el Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes, en las causas de narcotráfico y criminalidad económica. “Hay organizaciones criminales que estamos investigando y requiriendo y que sus miembros son detenidos, pero rápidamente son excarcelados y eso llama mucho la atención. Uno de los Juzgados es el de [Carlos] Soto Dávila”, dijo Schaefer en Radio Dos.
El fiscal puso como ejemplo el caso de dos brasileños que fueron detenidos el año pasado con más de 200 kilos marihuana y hoy están excarcelados. “La Fiscalía apeló esas excarcelaciones, pero obviamente estas personas ahora están prófugas”, contó.
“Desde noviembre hemos pedido un montón de medidas. Estamos trabajando de manera complicada. Lo digo así, abiertamente”, aseguró el fiscal y explicó que todo se debe al informe presentado el año pasado “donde se dan cuenta de tantos problemas” con la “agilidad de ese tipo de trámites”.
“Hemos hecho la denuncia contra el doctor Soto Dávila y su secretario, porque advertimos que, en una causa de lavado de narcotráfico, hasta se ha llegado a falsificar la firma de un abogado”, denunció.

Denuncia

En efecto, Schaefer y el fiscal Flavio Ferrini solicitaron investigar a Soto Dávila, a su secretario Pablo Molina y a un empleado (Zacarías Issolio), a los abogados Noelia Carolina Agnello, Duylio Horacio Barboza Galeano y Víctor Manuel Fernández, a fin de determinar si incurrieron en los delitos de cohecho, falsedad ideológica, estafa procesal y encubrimiento.
En su presentación, los fiscales solicitaron que se investigue si, en forma organizada y mancomunada, Fernández, junto a los abogados Agnello y Barboza Galeano realizaron maniobras de simulación o ardidosas para recuperar un vehículo Mercedes Benz 997-C250 que se encontraba secuestrado en el marco de la investigación seguida a Roberto Rodríguez, quien fue procesado por lavado de activos provenientes del narcotráfico, para lo cual utilizaba la concesionaria RRVIP para blanquear el dinero ilícito.
En junio pasado, Fernández sostuvo haber adquirido el vehículo secuestrado, de buena fe, por lo que inició –a través de sus abogados Agnello y Barboza Galeano– un incidente de entrega de bienes registrables en la secretaría a cargo de Molina, con la intervención del sumariante Issolio, con el fin de recuperar el vehículo, informó Fiscales.gob.ar, en octubre de 2016, información publicada en ese entonces por La República.
Ante ello, la fiscalía le solicitó al juez Soto Dávila que citase a declarar al exdueño del vehículo, Fernando Gauto, y a Fernández. Sin embargo, antes de que se proveyera la presentación de la fiscalía, la abogada Agnello se presentó nuevamente y pidió una serie de audiencias, las cuales fueron fijadas sin dar intervención al Ministerio Público Fiscal. Asimismo, antes de ser notificados los citados a audiencia, comparecieron “espontáneamente” a declarar en el Juzgado.
Ante ello, los fiscales iniciaron una serie de medidas investigativas, que incluyeron peritajes grafológicos y una rogatoria a la titular de la Fiscalía Federal de Eldorado, Lilian Delgado, para que entreviste a Gauto, quien negó haber declarado ante la justicia correntina, como así también desconoció la firma que figuraba en su declaración.
También los fiscales Schaefer y Ferrini pidieron informes a la AFIP respecto de la capacidad adquisitiva de Fernández, quien figura como monotributista, siéndole imposible justificar la adquisición de un Mercedes Benz como el que pedía que le restituyeran.
En base a las pruebas, los representantes del Ministerio Público Fiscal consideraron que los imputados mencionados idearon “un plan con el objetivo de recuperar un bien que forma parte del patrimonio del imputado y procesado Rodríguez” en el marco de la investigación que se le sigue por lavado de dinero.
Para obtener tal fin, “se falseó al menos un acta de declaración testimonial de nada más y nada menos que del titular del rodado (Sr. Gauto) y se convocó a una persona que en principio no podría justificar el origen de los fondos para adquirir un auto de alta gama”, como el Mercedes Benz en cuestión.
Por ello, los fiscales consideraron que “los imputados debieron relacionarse para llevar a cabo el plan denunciado, lo que denota una connivencia explícita al menos entre los funcionarios judiciales y el imputado Rodríguez quien sería en definitiva el beneficiario del recupero del rodado”.
Asimismo entendieron que “deberá ser investigado, correspondiendo además que realice las explicaciones del caso, el juez a cargo del Juzgado Federal N°1, Soto Dávila, en relación al conocimiento que pudiera tener sobre los hechos ocurridos”.

No hay comentarios

Registrarse / Acceder

Dejar respuesta