Detuvieron a otro implicado en el asalto a un local de quiniela

En las últimas horas atraparon al cómplice de Pisuco, detenido el miércoles. Los 9.000 pesos que se robaron aún no se recuperaron.

0
173
Digital Santo Tomé

La policía detuvo al otro implicado en el asalto a la agencia de quiniela y donde también funciona un Rapipago, en la ciudad de Santo Tomé. Con este procedimiento quedó esclarecido el robo, pero los $ 9.000 aún no fueron recuperados. Se secuestraron elementos comprometedores para los detenidos, entre ellos la moto y el casco negro que utilizó uno de ellos que portaba un arma de fuego.  El último detenido, cuyos datos personales no trascendieron, es el que conducía la moto y esperó a su cómplice alias Pisuco.
Las actuaciones están a cargo del Juzgado de Instrucción  y Correccional de Santo Tomé de  Sara Marina Durand, Fiscalía de Instrución de Pedro Fonteina.
Trabajaron en el caso efectivos de la Unidad Regional Quinta y de la comisaría 2ª con la colaboración de la comisaria 1ª y la Priar.

El robo

El martes 9, alrededor de las 13.30, dos ocupantes de una moto  de 110 c. c. llegaron hasta la agencia de quiniela  Nº 365, que también brinda servicios de Rapipago, situada en Brasil casi avenida Artigas, de la ciudad de Santo Tomé.
Uno de los muchachos descendió y el otro quedó en la moto, a la que le faltaban los carenados.
Portando un casco negro y empuñando un arma de fuego plateada, amedrentó a la empleada para que le entregara el dinero. Se apoderó de $ 9.000, salió presuroso del local y subió a la moto en la que lo esperaba su cómplice y huyeron.
Un testigo dijo a la policía que  escaparon por Brasil para luego  girar en Madariaga, en dirección  oeste de la ciudad.

El operativo

La policía llegó poco después. Una patrulla de la comisaría 2ª, que actúa por jurisdicción, con apoyo de la comisaría 1ª y de la Unidad Regional.
Los agentes comenzaron a realizar un operativo sin tener el resultado esperado en lo inmediato.
Posteriormente, a la tarde de ese martes, se realizaron varios allanamientos. Uno de ellos,  en una vivienda situada por calle Alberto Masa, del barrio Estación.
En la requisa del inmueble encontraron  en la parte posterior una huerta en la que había 23 plantas de marihuana, algunas de ellas en macetas. También se secuestraron varias motopartes, entre ellas los carenados que serían de la moto que utilizaron para el asalto. Se incautó un casco negro que habría utilizado el delincuente al momento de cometer el asalto.
Un joven, alias Pisuco, quedó preso. La vivienda pertenece a la pareja de este muchacho. Se iniciaron actuaciones paralelas por infracción a la Ley Nº 23737. En tanto que el otro capturado ayer, tiene antecedentes penales y es un conocido en el mundillo del hampa.