Regatas no se achicó en la Bombonerita

El Fantasma aprovechó su momento, liquidó a Boca por 64 a 84 y sigue firme tercero en el Norte. Donald Sims, goleador con 23 puntos.

0
LNB

Con una ráfaga al final del tercer cuarto y comienzo del último, Regatas Corrientes obtuvo anoche una gran victoria al vencer como visitante a Boca Juniors por 64 a 84, en una nueva jornada de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB). El partido, correspondiente a la Interconferencia, se jugó en la Bombonerita con estos parciales: Regatas: 19-19, 33-38 (14-19), 60-47 (27-09), y 84-64 (24-17).
En el arranque del juego, Regatas comenzó de parabienes con una bomba de Espinoza, pero Boca rápidamente con un juego más atinado lo revirtió 9-3 a falta de 6 min 47 s. La visita sintió el impacto y de a poco comenzó a reponerse y con otra mini racha lo dio vuelta 9-13 a falta de 4 min. De allí al cierre de este primer parcial el tablero se movió hacia ambos lados y concluyó con un justo 19 iguales.
Volvieron mejor los de Picatto tomando rápidas ventajas, hasta que los de Córdoba volvieron a empardar en 25, para a partir de allí comenzó a mandar en el marcador aunque sin escaparse lo suficiente hasta un triple de Forbes que puso el 35-29 a falta de 3 min 18 s. Regatas comenzó nuevamente a reponerse hasta ubicarse a dos, 35-33, pero nuevamente el local con cuatro libres de Delfino cerró el primer tiempo con un tablero favorable de 38-33.
La vuelta del descanso largo y con Sims como impulsor asomó mejor para la visita que, en menos de un minuto, igualó en 38. Boca puso sobreponerse y y pudo manearlo cuando se imponía por cinco, 47-42, a falta de 4 min. Ergo, fue el principio del final porque Regatas, con un aluvión ofensivo, lo pasó primero con otra bomba de Espinoza para el 47-48, y junto con Sims se florearon para en total meter un parcial de 0-18 y cerrar arriba 47-60.
Con el Xeneize desorientado, el Fantasma siguió castigando con su vértigo hasta sacar una distancia de diecinueve, 50-69 a falta de 6 min 28 s, diferencia que con una bomba de Ramírez Barrios se fue a veintidós, 52-74, a falta de 4 min 5 s y que luego se fue a veintisiete, 57-84, a falta de 2 min 26 s. Con el resultado definido, el local salió a morir dignamente ante un rival como el correntino, que aprovechó su momento para lograr una clara victoria por 64 a 84.