“Decir fracaso es muy fuerte; no cumplimos con el objetivo”

El Aurirrojo quedó otra vez al margen de la Copa Argentina y el DT lamentó el presente futbolístico. En parte adjudicó el bajo nivel a la cantidad de lesionados. “Tengo fuerzas para seguir”, expresó.

0
Archivo

Los fantasmas en Boca Unidos reaparecieron en apenas tres partidos en 2017. La remontada que mostró el elenco correntino en la parte final del año pasado, cuando Federico Domínguez renovó los aires de un equipo cansino que comandaba Omar Labruna, se diluyeron entre derrotas y mal juego.
El último domingo, el golpe de gracia se lo dio Brown de Madryn, con un 3-0  que terminó de sepultar las chances del Aurirrojo de ingresar al Copa Argentina, objetivo principal y acorto plazo que se había puesto el DT.
“La palabra fracaso es muy fuerte, pero considero que no se cumplió el objetivo inmediato que teníamos”, afirmó Domínguez una vez consumada la derrota por la 23ª fecha de la B Nacional.
El entrenador quiso bajarle el tono tanto a la caída como al hecho de haber quedado por segundo año consecutivo fuera de la Copa, pero al mismo tiempo reconoció el flojo nivel de su equipo.
“Por ahí, hablar de fracaso parece muy extremista, pero está claro que desde lo futbolístico no alcanzamos la meta, hay que hacer  una autocrítica y ver el porqué de este mal momento”, analizó el técnico y agregó que “dejamos pasar una muy buena posibilidad de entrar en la Copa, teníamos dos partidos de local y estábamos muy cerca de lograrlo, lamentablemente no se dio”.

Restan fuerzas

Dos golpes consecutivos hicieron pensar en el presente de Domínguez en el equipo correntino y una estabilidad como DT que ya no está.
Esto se potenció con la salida de equipo y cuerpo técnico con la desaprobación del público aurirrojo.
“Yo entiendo a la gente, a nadie le gusta el presente del equipo, ni ellos ni a nosotros, pero por mi parte tengo muchas fuerzas para revertir el momento negativo y cuento con las herramientas para hacerlo. Espero poder diagramar el próximo partido con jugadores que nos falta y considero titulares”, dijo el entrenador

Imposible planificar

Está claro que el rumbo de Boca Unidos se perdió en tres partidos: igualdad con Brown de Adrogué y derrotas como local ante Santamarina y Brown de Madryn. Prueba de ello son las innumerables variantes que realizó el DT cuando en la “extensa” pretemporada se vio un once afianzado.
Lo cierto es que desde el reinicio del torneo Domínguez tuvo que alterar de un partido a otro la formación inicial por las lesiones.
“Se hace muy difícil planificar cada partido con tantos lesionados, hoy [por el domingo] lo de Ricardone no lo teníamos contemplado, es algo que nos sacó de libreto”, dijo el DT en referencia  a la lesión previa al partido del defensor que se sumó a una lista de bajas que integran Leonardo Baroni, Fernando Alloco, Fabio Godoy, Gonzalo Ríos, entre otros.
Si bien Domínguez hizo mención al número de bajas en el equipo, también recurrió a una “autocrítica futbolística” al mencionar que “nos está doliendo demasiado la segunda jugada, con Santamarina nos paso lo mismo, de una pelota parada nos convierten. Llegamos a los segundos tiempos con el panorama alterado, entramos en una suerte de confusión y desesperación que nos permite jugar o desarrollar lo que planificamos en la semana”.
Federico Domínguez fue “apuntado” por las variantes que realizó el pasado fin de semana, sobre lo que consideró que el domingo “recurrí a variantes tácticas para tratar de revertir el resultado, pero no supimos encontrar el camino, más aún cuando nos desesperamos”.