Boca Unidos cayó y quedó fuera de la Copa

El elenco aurirrojo sumó su segunda caída consecutiva como local, esta vez ante Brown de Madryn. El equipo del Sur lo goleó 3-0. Los dirigidos por Domínguez, como el año pasado, quedaron al margen de la Argentina.

0
Prensa Boca Unidos

Primer objetivo, trunco. En menos de dos semanas, la “realidad” de Boca Unidos pasó de claro a oscuro. Y es que el equipo de Federico Domínguez comenzó el año con el objetivo de sacar pasaje “anticipado” a la Copa Argentina. Estaba muy cerca de ello, pero en tres juegos dejó pasar por segundo año consecutivo la posibilidad de estar en ese certamen.
Las chances del elenco de la Ribera se “terminaron” de diluir ayer cuando cayó goleado ante el puntero del torneo de la B Nacional, Guillermo Brown de Puerto Madryn, por 3-0, en el marco de la 23ª fecha. Además, el Aurirrojo sumó su segunda caída como local en forma consecutiva, había perdido el pasado miércoles con Santamarina de Tandil por la postergada séptima jornada.
Como año atrás, cuando quedó a un punto de la clasificación, la nueva derrota en la víspera sepultó las chances del elenco correntino de estar en la venidera Copa, ya que queda en la posición 14ª con 27 puntos al término de la primera rueda del torneo de ascenso.

Desorientado

El año para Boca Unidos no comenzó de la mejor manera. Como la semana pasada, cuando perdió  con Santamarina, ayer los conducidos por Domínguez volvieron mostrar carencias en su juego, con una defensa endeble a la que le “duele” las ausencias, un medio que tiene altibajos en la generación y una ofensiva que no se afianza y obliga a constantes variantes.
Con ese presente futbolístico enfrentó ayer el Aurirrojo al líder del torneo, que, si bien llegó a Corrientes tras dos derrotas al hilo, mostró su efectividad para volver a despegarse en lo más alto de la tabla.
Hasta los 25 minutos de juego no había pasado demasiado, y todo se limitó a un par de aproximaciones de ambos conjuntos. A los 27, un yerro del arquero Juan Marcelo Ojeda obligó a Marcelo Ortiz a despejar el balón al córner ante el intento de remate de Claudio Mosca.
De esa jugada llegaría la apertura del marcador, cuando Jonathan Bauman remató y el balón dio en el poste, el rebote le cayó servido a Tobías Figueroa, que definió y puso el 1-0.
Desorientado, Boca Unidos se diluyó en intentos individuales de de Mariano Miño desde el medio. Pero Brown volvería a golpear antes del cierre de la parte inicial. Nuevamente un córner, nuevamente un segunda jugada, y Figueroa puso el segundo del elenco de Madryn y de su cuenta personal.
Para el complemento, Domínguez apeló a una andanada de cambios que, más que dar solución, dieron muestras del grado de incertidumbre por el que pasa el conjunto correntino.
La apuesta ultraofensiva del DT no cambiaron la historia, porque Boca Unidos siguió siendo un equipo sin profundidad y endeble en su última línea. Con esos “beneficios”, Brown iba a marcar el tercero, y sería  a los 18, cuando Román Strada ejecutó un impecable tiro libre desde la puerta del área.
Fue derrota, la segunda consecutiva, y con el agravante que margina nuevamente a Boca Unidos de la Copa Argentina. El mal momento se trasladó a la tribunas, que despidió al equipo y al cuerpo técnico con insultos.