San Martín forzó a Peñarol, pero no pudo

El Rojinegro, con dos importantes bajas, hizo un gran juego. Aun así, no le alcanzó ante el potencial del Milrayitas. Brussino, goleador con 25.

0
175
LNB

Un disminuido San Martín de Corrientes, que dio pelea pero no pudo contra todo el potencial de Peñarol, cayó anoche en Mar del Plata por 98 a 93 y vuelve de su gira con dos derrotas a cuestas. El encuentro por el Interconferencia de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) se jugó en el Polideportivo Islas Malvinas, con los siguientes parciales: Peñarol: 20-24, 46-49 (26-25), 79-66 (33-17), y 98-93 (19-27). El goleador de la noche fue Nicolás Brussino en el local, con 25 puntos, mientras que en la visita, Jeremiah Wood y Mateo Bolívar, con 18.
Leonardo Gutiérrez empezó encendido y con 10 puntos comandó la ofensiva de un equipo que atrás no defendió correctamente y por eso no pudo quebrar a un rival diezmado por las ausencias de Miguel Gerlero y Diego Ciorciari. En el local también aportó Chris Moss en el poste bajo (6), pero San Martín, con el protagonismo de Wood (5) y Paul Harrison (7), San Martín cerró 24-22 arriba el primer cuarto.
En el segundo, continuó el dominio visitante. El elenco de Sebastián González estuvo siempre arriba, aunque no pudo despegar porque Peñarol contrarrestó con apariciones individuales y se mantuvo cerca. Con un triple de Enzo
Cafferatta, sacó 6, pero entre Nicolás Brussino (6) y Gutiérrez pudieron volver a empardar el marcador en 38. De todas maneras, los correntinos se mantuvieron al frente al sonar la chicharra (49-46).
La vuelta al juego para afrontar el tercer cuarto fue a puro triple para Peñarol. Y por ende, a todo gol. Lo ganó el Milrayitas 33-17, con buena participación de todos los jugadores. Brussino metió cuatro bombas, Kennedy Winston otra y Diez, una más para el mejor pasaje del local, que disfrutando de la efectividad desde lejos se lució en ofensiva y sacó primero 6, después 9 y finalmente 13 (79-66). También fue importante la aparición de Gutiérrez, metiendo puntos y haciendo jugar.
De la mano de un encendido  Bolívar y sus triples, San Martín metió un 10 a 1 que lo situó abajo por 4, cuando habían pasado 5 minutos del último cuarto (80-76). Allí, el partido, que parecía quebrado, recobró paridad y se hizo equilibrado hasta el final. Brussino metió un triple que pareció decisivo, pero contestó Lescano con dos apariciones, la última desde muy lejos, para mantener la indefinición. Pero el Milrayitas no falló desde la línea de libres cuando su rival cortó con falta y cosechó un nuevo triunfo.