Cómo funciona la identificación biométrica que se usará en Corrientes el domingo

Los votantes deberán ingresar sus huellas dactilares en un sistema informático que probarán por primera vez en las elecciones de este año en seis provincias.

0
238

Este domingo, en varias mesas de las provincias limítrofes del norte del país los electores se encontrarán con un nuevo paso a la hora de emitir su voto en las PASO. Además de su DNI, las autoridades les pedirán que presenten su dedo. Los votantes deberán ingresar sus huellas dactilares en un sistema informático que probarán por primera vez en las elecciones de este año en seis provincias para identificar a los electores a través de sus datos biométricos y, a la vez, reunir nueva información.
El ensayo se llevará a cabo en Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Misiones y Salta, donde son habituales las denuncias por migración electoral transfronteriza. En 2016, por ejemplo, la Cámara Electoral detectó que 27.366 personas figuraban como electores en los padrones de la Argentina y Paraguay al mismo tiempo. La mayor parte de ellos cruza la frontera para votar a cambio de prebendas, en el marco de una práctica conocida como “doble voto”.
La identificación biométrica es el uso de las características anatómicas personales y únicas (como las huellas digitales, el iris y el rostro) o de comportamiento (como el habla o la firma) que sirven para reconocer automáticamente a los individuos. En total se planea que ingresen sus huellas digitales 362.460 electores distribuidos en 1.052 mesas. Es decir, cerca del 10 por ciento del total del padrón.
El procedimiento se realizará a través de 1250 dispositivos –similares en tamaño y forma a los posnets para tarjetas– que poseen un lector de huellas digitales y una pantalla. Fueron adquiridos por el Consejo de la Magistratura a través de la licitación pública del 21 de junio a la empresa Smartmatic International Holding BV, la empresa que denunció fraude en Venezuela la semana pasada. El importe total de la compra, que incluyó los aparatos, el software y “servicios de desarrollo, modificación y capacitación” fue de $ 25.189.750.
La empresa entregó los equipos a la Justicia Electoral nacional los primeros días de julio. Después de evaluarlos, el personal informático de la CNE les cargó los datos biométricos provenientes de las bases del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y los envió a las provincias el jueves pasado.
En paralelo, la empresa capacitó a 40 empleados del Poder Judicial, que a su vez prepararon a las autoridades de mesa. Mientras tanto, hubo reuniones entre las autoridades nacionales y locales para coordinar la implementación.

Cómo funciona

El sistema tiene tres pasos. Primero, el votante entrega el DNI al presidente de mesa, que lo verifica con el padrón (solo en este punto podrá impugnar su identidad). Luego ingresa manualmente el número de documento del elector en la máquina para que la pantalla le muestre los datos asociados. A continuación, la autoridad de la mesa invita al elector a colocar el dedo índice o pulgar en el lector de huellas digitales. Si sus datos biométricos estaban registrados, aparecerán en la pantalla. Si no, el aparato incorporará la información biométrica. En caso de que el dispositivo no pudiera detectar la huella, permite otros 19 intentos.

Fuente: La Nación.