Quedó detenido el contador de la familia Kirchner

Es Víctor Manzanares. Fue por orden del juez Bonadío en la causa Los Sauces.

0
Télam

El contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, fue detenido esta tarde en la provincia de Santa Cruz, en el marco de la causa Los Sauces por lavado de dinero.
Fuentes judiciales informaron que el arresto se dio por orden del juez federal Claudio Bonadío, por sospechas de que el contador desviaba dinero de la empresa para intentar ocultarla de la Justicia.
“Estoy tranquilo”, dijo Manzanares a la prensa al salir esposado del estudio contable, ubicado en la calle 9 de Julio 161 de Río Gallegos, donde realizó el operativo la Policía Federal.
En marzo, Manzanares y el socio de Máximo Kirchner, Osvaldo Sanfelice, se defendieron ante el juez Bonadío con la misma estrategia de defensa impulsada por el kirchnerismo.
El contador detalló las operaciones inmobiliarias y financieras de la firma, negó que existiera pago de sobornos vinculados a contratos de obras públicas a través de los alquileres y calificó esa acusación como “absurda”, y afirmó que Los Sauces perdió dinero al alquilar sus inmuebles a las empresas de López y Báez.
En abril, el juez Bonadío procesó a la expresidenta por “asociación ilícita, lavado de activos y negociaciones incompatibles”, ordenó trabar un embargo sobre sus bienes hasta cubrir 130 millones de pesos y le prohibió salir del país por su presunta responsabilidad en Los Sauces.
En ese momento el magistrado también dispuso el procesamiento de los hijos Cristina, Florencia Kirchner y el diputado nacional Máximo Kirchner (Frente para la Victoria-Santa Cruz), y de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, todos por el delito de asociación ilícita.
La defensa de la expresidenta y de sus hijos reclamó a la Cámara Federal que declare la nulidad de los procesamientos por asociación ilícita y lavado de activos dictados en su contra en la causa Los Sauces y que les levante la prohibición de salida del país.
“La instrucción de esta causa resultó ser un mero montaje dirigido a lograr impacto mediático y que debía concluir como se lo había planificado previamente: con el dictado de un procesamiento, un embargo millonario y otras medidas cautelares afines”, advirtió el abogado defensor Carlos Beraldi.

Con información de La Nación.