Colombi inauguró mejoras en la Casa Paraguaya de Corrientes

“Somos hermanos, tenemos lazos que nos unen muy fuertemente y es importante que esta comunidad tenga un lugar adecuado en la ciudad donde reflejar su historia, su cultura y su música”, dijo el gobernador durante el acto.

0
Gentileza

El gobernador Ricardo Colombi dejó inaugurado el sábado las obras de mejoras y ampliación de la Casa Paraguaya en Corrientes, para las que la Provincia realizó una inversión de alrededor de 5 millones de pesos, en el marco de un encuentro con miembros de esa colectividad.
“Paraguay y Corrientes son hermanos, tenemos lazos que nos unen muy fuertemente y es importante que esta comunidad tenga un lugar adecuado en la ciudad donde reflejar su historia, su cultura y su música”, sostuvo el mandatario. “Espero que estas instalaciones sirvan para acentuar aún más este vínculo”, se esperanzó.
En el acto, Colombi estuvo acompañado por su esposa, Estela Baratini; el diputado nacional Gustavo Valdés y el ministro de Obras Públicas, Aníbal Godoy. Cuando llegó al lugar, fue recibido por el vicepresidente de la entidad, Jorge Patricio Servín, y los integrantes de la comisión directiva Bernarda Guirland, Florencia Ojeda y Catalino Franco, además de un nutrido grupo de residentes paraguayos.
Tras recorrer las instalaciones y participar de un acto formal de inauguración de obras, el gobernador compartió la música paraguaya de la mano del arpista Tito Vera, entre otros, y degustó productos gastronómicos propios del Paraguay.

Las obras

Las obras de mejoras y ampliación en la Casa Paraguaya en Corrientes, ubicada en la avenida Armenia 2945 de la capital, fueron encaradas desde la Dirección de Planificación y Obras (DPO) del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia.
Los trabajos se concretaron sobre la base de un tinglado y una edificación de más 50 años, la cual fue demolida prácticamente en su totalidad.
Con una inversión de alrededor de 5 millones de pesos, se amplió el tinglado, procediendo a su cerramiento perimetral con paredes de mamposterías hasta casi 5 metros, y sobre estas, un cerramiento de chapas trapezoidales, hasta el nivel del techo.
Los trabajos incluyeron también la jerarquización de la fachada y el acceso con pórtico.
Con este nuevo y amplio recinto cerrado se podrán desarrollar actividades protegidas de las inclemencias climáticas y se tendrá un recorrido entre las distintas dependencias totalmente al amparo de la lluvia.
Además, se dotó al lugar de un sector de núcleos sanitarios para el público, incluyendo baños para discapacitados, y otro sector de cocina-cantina, como lo requiere la modalidad de los eventos que se realizarán en esas instalaciones.
También se construyeron sanitarios y un sector de servicios, dotado de un salón de usos múltiples (SUM), aprovechando y completando la cubierta existente en una planta alta.