Camau busca despegarse de Roger Terán

El candidato a gobernador envió como novedad una serie de prototipos para que se tomen medidas contra el narcotráfico, pero que ya son implementadas por la Nación. Dejó al descubierto su desconocimiento sobre el tema.

0
299

El senador kirchnerista Carlos Mauricio Camau Espínola presentó en la Cámara alta de la Nación proyectos de ley y de resolución para combatir el tráfico de drogas en la frontera, con el objeto de sacarse las esquirlas que le quedaron clavadas tras el escándalo que estalló meses atrás en Itatí, donde el intendente Natividad Roger Terán y el vice Fabio Aquino quedaron presos por narcotráfico.
Después de un año de iniciar su mandato como representante de Corrientes en la Cámara alta, el candidato a gobernador del Partido Justicialista se puso a trabajar en una problemática de años que recién despertó su interés tras la caída de su aliado político y compañero de fuerza y de varios familiares, en lo que sin dudas es un hecho inédito en esta parte del país.
Resulta ser que ahora Camau Espínola impulsa en el Senado  nacional un paquete de leyes y resoluciones para incrementar las medidas de seguridad y de prevención en las zonas de frontera, entre los que se destacaría la creación de un Centro de Control Fronterizo con participación de fuerzas federales, orientadas a la lucha contra la narcocriminalidad. No obstante, este prototipo es una redundancia del trabajo que comenzó a implementar el Ministerio de Seguridad de la Nación, conducido por Patricia Bullrich, que prevé un trabajo coordinado con las autoridades locales de la materia con una profunda interacción entre las fuerzas federales y provinciales.
De hecho, la Secretaría de Frontera de la Nación ya trabaja hace meses con el Ministerio de Seguridad, para atacar esta problemática que creció de manera faraónica durante el tiempo que el kirchnerismo gobernó el país.
Tuvo que terminar preso un intendente de ese símbolo político, que oficiaba de escudero del senador nacional en su cruzada por ser gobernador de Corrientes, para que este dejara por un momento su trabajo de candidato para ocupar el lugar para el cual lo eligió la gente y justificar el salario que le paga el Estado nacional.
Fiel a su estilo, al explicar los considerandos de sus proyectos, Camau no profundizó en nada. A partir de una serie de oraciones sin el rigor correspondiente que amerita un tema tan sensible, volvió a los speachs vacíos. “Con esto buscamos la cooperación internacional con Paraguay, el fortalecimiento de la Gendarmería y la creación de dispositivos de seguridad específicos para la realidad de nuestra región”, dijo. “Atendiendo a esta problemática con una mirada integral, he presentado un proyecto de ley por el cual se crea el Centro de Coordinación, Control y Vigilancia en toda la zona fronteriza compartida con la hermana República del Paraguay, de forma que contemos con información inmediata sobre los hechos delictivos que competen a ambos países”, explicó Camau como novedad.
Hechos que ya se realizan para quienes siguen las noticias relacionadas con el narcotráfico, sabrán que esto tiene más un trasfondo declarativo que práctico, ya que todos esos aspectos ya se trabajan desde el Ministerio de Seguridad de ambos estamentos. Sin ir más lejos, el trabajo coordinado con el Gobierno paraguayo para la lucha contra el narcotráfico, fue planteado por el propio presidente Mauricio Macri en su última visita al vecino país. De hecho, de esa comitiva participó también el gobernador Ricardo Colombi, uno de los hombres más interesados en que robustezcan los controles y en la batalla para desterrar el tráfico de estupefacientes de Corrientes. La situación de Espínola no es sencilla en estos momentos. A la detención de Terán se suma que casi todas las comunas de la zona que determinan como “caliente” en materia de narcotráfico, se encuentran actualmente gobernadas por intendentes que llegaron a esos lugares gracias al apoyo que les dio Camau y la gestión nacional de Cristina Fernández de Kichrner (CFK). Paso de la Patria, Itatí, Ramada Paso, Berón de Astrada, Ituzaingó y Santo Tomé son comunas que están aliadas a Espínola y que se encuentran en esa franja caliente de frontera.
Quizá de esta manera el exsecretario de Deporte de la Nación de CFK intenta despegarse de un contexto que lo pone en el centro de la escena, teniendo en cuenta las medidas que había tomado el Gobierno nacional con Corrientes, durante el mandato de su jefa, de retirar gendarmes y prefecturianos de las zonas fronterizas para llevarlos a combatir la inseguridad en el conurbano, que, por esos tiempos, gobernaba su padrino político, Daniel Scioli.
En aquel momento en el que el Gobierno provincial puso el grito en el cielo por lo que se entendió como una liberación de la zona, Espínola apeló al silencio cómplice.
Hoy, con el Gobierno nacional trabajando seriamente en la cuestión de mitigar el avance desmedido del narcotráfico, con mayor personal en la zona y mayor tecnología, el candidato a gobernador del kirchnerismo, levanta banderas sobres las que anteriormente hizo la vista gorda.