El FPV se niega a dar aprobación a la intervención municipal a Itatí

El Frente para la Victoria, con la estructura del PJ local detrás, prepara un pronunciamiento de apoyo a las figuras del intendente Terán y el vice Aquino, detenidos por ser miembros de una asociación ilícita dedicada al tráfico de drogas.

0

Legisladores del Frente para la Victoria (FPV) salieron en las últimas horas a rechazar la posibilidad de una intervención al Municipio de Itatí luego de la detención de sus dos máximas autoridades, el intendente Natividad Terán y el vice, Fabio Aquino. Aseguran que los resortes institucionales funcionan y que la sucesión se puso en marcha, pero obvian otros elementos más contundentes.
El proyecto fue enviado por el Poder Ejecutivo a la Legislatura. Inmediatamente, el diputado Martín Barrionuevo (FPV) salió a descartar esa posibilidad y a retacear apoyo a la iniciativa similar a la impulsada por el nuevista Omar Yung.
Hasta ahora el tema no tuvo tratamiento, pero mayoritariamente los legisladores del FPV ya advirtieron que no apoyaran, poco parece importarles la gravedad de algunos hechos que saltan a la vista y que no terminan de cerrar.
Cierto es que los “resortes institucionales” funcionaron y asumió el vicepresidente 1º del Concejo Deliberante para subsanar la situación de acefalía. Se trata del liberal Salvador Lugo, quien asumió asegurando que “sabía que había contrabando, pero no así”.
Todo una definición, o sea sabía de una ilegalidad y, como funcionario público, no cumplió con su deber legal de denunciarlo.
Por si esto fuera poco, el nuevo intendente itateño ensayó una tibia defensa de Terán: “Conozco a Terán, y nunca me pareció que lleve una vida acorde a un narco”. Todo dicho.
Una de las concejales que apoyan su asunción es la hermana de una de las personas que cayó detenida con 500 kilos de marihuana en proximidades de Loreto junto al hermano menor del intendente Fabio Aquino.
Más que claro, están todos de alguna manera relacionados y eso hace sin duda alguna que la distancia que como funcionarios deben tener ante hechos delictivos no sea la adecuada.
Los proyectos de intervención, que necesitan los dos tercios de ambas cámaras para ser aprobados, tienen preferencia de tratamiento para la semana próxima y se espera que para entonces haya ya dictamen de comisión. Pero el FPV sigue firme en su postura: rechazarlo.
En las declaraciones públicas piden ir a fondo con las investigaciones judiciales, pero entre las paredes de la Legislatura se niegan a aprobar una intervención que allane el camino para un barajar y dar de nuevo en un pueblo donde salta a la vista esto todo dado vueltas.

Interna del PJ

Mientras que el PJ itateño ya debate el texto de un documento de apoyo a Terán y a Aquino, dirigentes de nivel provincial del mismo partido operan contrarreloj para sacar un pronunciamiento similar. No quieren que un consejo departamental les gane de mano y se disguste luego por el silencio de las estructuras superiores.
Esta discusión respecto de salir a apoyar a los detenidos o no, también está produciendo una fuerte división de aguas dentro del PJ, división que se viene a sumar a las ya existentes y que a duras penas ocultan los dos principales referentes hoy por hoy de la fuerza.
Ayer, el gobernador Ricardo Colombi lo dijo sin medias tintas: “Se mandó a Diputados un proyecto de intervención a la Comuna de Itatí para restablecer el normal funcionamiento institucional y los legisladores del Frente para la Victoria no quieren aprobarlo. Son cómplices de la situación”. Durísimo, pero los hechos casi le dan la razón. “Las fronteras son calientes y hay que tomar los recaudos, las competencias, las normativas federales y articular con la Provincia y en eso se está trabajando”, afirmó.